lunes, 29 de agosto de 2011

Piensa en la aceptación...Por el Padre Pío.


Piensa en la aceptación de Jesús en el Monte de los Olivos y cuánto le costó, llevándolo a sudar gotas de sangre. Repite este gesto cuando las cosas te van bien y también cuando te van mal. No te inquietes ni preocupes por el modo en que lo realizarás. Sabemos que naturalmente nos alejamos de la cruz cuando las cosas son difíciles, pero no podemos decir que el espíritu no se adhiere a la voluntad de Dios cuando lo vemos cargar esa voluntad a pesar de la fuerte resistencia que siente por ir en la dirección opuesta.
Si tu voluntad no quiere rebelarse, aunque le cueste, debes estar segura de que, en cierto modo, has aceptado la voluntad de Dios.
  • Carta a Raffaelina Cerase del 30 de enero de 1915.

martes, 23 de agosto de 2011

Disposición pública de miles de jóvenes a consagrarse a Dios tras la JMJ 2011 Madrid

En el encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal posterior a la JMJ con Kiko Argüello y la presidencia del cardenal Rouco en la Plaza de la Cibeles de Madrid

MADRID, lunes 22 de agosto de 2011 (ZENIT.org).- Miles de jóvenes mostraron este lunes públicamente su disposición a consagrarse a Cristo en el sacerdocio o en la vida religiosa, durante un encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal celebrado en la Plaza de Cibeles de Madrid.
Lo hicieron a través del signo de levantarse de entre las decenas de miles de jóvenes de todo el mundo que asistieron al acto y acercarse a los obispos que les esperaban para bendecirles.

Respondían a la invitación del iniciador del Camino, Kiko Argüello, quien, en el punto culminante del emotivo encuentro de esta tarde, lanzó la llamada a los asistentes a dar su vida a Cristo.
En esta ocasión, Argüello destacó la necesidad de vocaciones para evangelizar el continente asiático.
“¡Hay que preparar 20.000 sacerdotes para China!”, exclamó. “Tenemos que reevangelizar Europa y hay que evangelizar Asia”, añadió.
Miles de jóvenes realizan este compromiso público en encuentros vocacionales que el Camino Neocatecumenal organiza después de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) o en otras ocasiones.
A partir de este compromiso, los jóvenes vuelven a sus lugares de origen, donde empiezan a participar en grupos vocacionales y tras un tiempo variable según la edad y las circunstancias, si se confirma su vocación, entran en un seminario, una orden religiosa,…

Música y palabras
El encuentro se celebró un día después de la clausura de la JMJ en Madrid, a la que entre 150.000 y 200.000 jóvenes de todo el mundo que siguen el itinerario catequético del Camino Neocatecumenal habían llegado tras evangelizar por numerosos pueblos y ciudades de Europa.
El arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco, presidió la celebración, conducida por Kiko Argüello, quien predicó, cantó acompañándose con una guitarra, y fue dando paso a algunas intervenciones.
Estuvieron también presentes el cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, el cardenal Josef Cordes, presidente emerito del Consejo Pontificio Cor Unum, otros cinco cardenales y unos setenta obispos españoles y de otros países.
En el encuentro, estuvo presente, traída por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, una reliquia de san Juan de Ávila, que en unos meses será proclamado doctor de la Iglesia.
El misterio del sufrimiento estuvo presente a través de unas reflexiones de Kiko Argüello y del cardenal Rouco, así como de la interpretación de unos fragmentos de la sinfonía titulada El sufrimiento de los inocentes, a cargo de una orquesta y un coro formado por 200 músicos voluntarios de esta realidad eclesial.

En un momento de gran tensión musical, el director de la orquesta se dio la vuelta para dirigir a todos los asistentes, que se pusieron de pie y cantaron con dramatismo: “María, María, Madre de Dios”.
Tras una breve oración, Kiko Argüello relató cómo Benedicto XVI abrió el paso al Camino Neocatecumenal en Alemania en 1974 y leyó la carta que el profesor Joseph Ratzinger envió entonces a dos párrocos animándoles a implantarlo.
Después dos personas explicaron algunas experiencias excepcionales vividas en España y en el Reino Unido durante las prédicas por Europa previas a la JMJ, como la conversión, en Irlanda, de una joven que vivía en la calle.
A continuación, como es habitual en este tipo de encuentros, Kiko Argüello anunció a todos los asistentes el kerygma, la salvación eterna de cada uno por Jesucristo.
Carmen Fernández, también iniciadora del Camino Neocatecumenal, tomó la palabra y destacó la importancia de la mujer “porque tiene en sí la matriz, la “fábrica” de la vida”, así como la contribución de las religiosas en la JMJ.
Se refirió a los numerosos conventos que quedan vacíos y afirmó que “la vida de clausura es fantástica para dedicarse enteramente a Dios y estar en comunión con el universo entero”.

Finalmente, el padre Mario Pezzi, del equipo internacional del Camino, agradeció la presencia del Papa en Madrid y leyó las palabras que Benedicto XVI pronunció en su encuentro con los voluntarios de la JMJ sobre la pregunta vocacional.
“Al volver ahora a vuestra vida ordinaria os animo a que guardéis en vuestro corazón esta gozosa experiencia y a que crezcáis cada día más en la entrega de vosotros mismos a Dios y a los hombres”, leyó textualmente.
“Es posible que en muchos de vosotros se haya despertado tímida o poderosamente una pregunta muy sencilla: qué quiere Dios de mí? (···), ¿no podría yo gastar mi vida enteraen la misión de anunciar al mundo la grandeza de su amor a través del sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio?”.
“Si ha surgido esa inquietud, dejaos llevar por el Señor y ofreceos como voluntarios al servicio de Aquel que «no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos»”, añadió, citando todavía al Papa.

Oración y llamada
Después de pedir silencio a los presentes, llegó el “momento de la llamada” con una gran expectación.
Kiko Argüello invitó a todos –también a los que seguían el acto a través de los medios de comunicación- a orar a Dios que enviara sacerdotes nuevos y hermanas a la vida consagrada.
“Padre Nuestro –rezó-, mira a tu Iglesia, mira cuántos seminarios vacíos; suscita jóvenes que puedan partir para la nueva evangelización”.
En el escenario, los obispos se colocaron en una fila. Kiko Argüello ofreció unas indicaciones prácticas a los jóvenes que se sintieran llamados a entregar su vida a Cristo en la Iglesia.
“Los que sentís que Dios os llama os vais a poner delante de los obispos; el cardenal Rouco hará una oración pidiendo el Espíritu Santo sobre vosotros y después cada obispo os tocará como señal de bendición y en cuanto os haya tocado os vais”, explicó.
“Si un hermano siente que Dios le llama a dar su vida a Cristo, que se ponga de pie”, añadió. Algunos se levantaron en seguida.
En medio de aplausos, y al son de un canto del Camino Neocatecumenal, un río de jóvenes fue ascendiendo por la rampa hasta el lugar donde se encontraban los obispos.

Muchos sonreían, algunos permanecían serios, otros lloraban. Los había que ondeaban banderas, alguno se acercaba en silla de ruedas.
Los obispos les ponían las manos sobre la cabeza y algunos establecían un pequeño diálogo. Algo le decía un prelado a un chico que más que un joven era un niño y sólo respondía: “Sí, sí, sí”.
Miles de jóvenes se preparan actualmente para el sacerdocio en los 78 seminarios del Camino Neocatecumenal en distintas partes del mundo.
“Han contado cinco mil jóvenes”, exclamó Kiko Argüello ante el micrófono, antes de lanzar la invitación a las jóvenes: “Ahora chicas que sientan que Dios les llama a servir a Jesucristo, también para países de Asia, misioneras para la nueva evangelización, para la misión ad gentes para la vida consagrada”.
“Si hay alguna chica que siente que el Señor le está llamando a una nueva vida como esposa de Cristo, a entregar su vida para la nueva evangelización, que se ponga de pie”.
Y también entre aplausos, antes de la bendición final, centenares de chicas de todas las procedencias corrieron hasta el escenario para expresar su disposición a entregarse totalmente a Dios.

viernes, 19 de agosto de 2011

¡Que nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor!


Esta mañana, nada más pisar tierra española, al Papa le ha faltado tiempo para decirle a los jóvenes con todas las fuerzas de su corazón: "¡que nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor!"

Además, el Santo Padre ha denunciado delante de nuestros políticos que a los jóvenes se les acosa queriendo apartarlos de Dios, privándolos de los signos de su presencia en la vida pública, y silenciando hasta su santo Nombre. Ha hablado del mundo en el que tiene que vivir la juventud. Un mundo donde imperan la superficialidad, el consumismo, el hedonismo, la banalidad a la hora de vivir la sexualidad, la insolidaridad, la corrupción y la droga.
Pero Benedicto XVI ha venido a traer la verdad y la esperanza, y ha declarado rotundamente que está en España como Sucesor de Pedro "para confirmar a todos en la fe, y para anunciar que Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida".

He tenido la oportunidad de asistir a la Fiesta de acogida de los jóvenes en Cibeles desde una grada a bastante altura. Desde allí podía ver la plaza y las calles aledañas repletas de jóvenes entusiastas de todo el mundo reunidos como en una gran Torre de Babel. Jóvenes llenos de hambre de Dios, deseosos de ser evangelizados y de convertirse a su vez en evangelizadores. Una cosa está clara: el Papa espera mucho de los jóvenes. Y por ello hoy les ha propuesto una meta muy alta: la santidad.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Jornada Mundial de la Juventud 2011


¡Todo está listo!

Los jóvenes, llegados de todas partes ya están preparados para comenzar esta “FIESTA DE LA JUVENTUD”. Hoy se ve en las calles de Madrid: la mochila del peregrino, remeras claramente identificadas, acreditaciones, sombreros, banderas… todo señala que está a punto de dar comienzo la JMJ.

Hay clima de gozo, muchos rostros jóvenes y una gran ilusión por la Apertura oficial que tendrá lugar esta tarde con la Eucaristía a partir de las 20:00 hs en la Plaza de Cibeles. Estará presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, y concelebrada por cerca de 800 cardenales, arzobispos y obispos y 8.000 sacerdotes (previamente acreditados) que participan en la JMJ.

Durante la Misa, el cardenal Rouco bendecirá las medallas con la imagen de la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid, que los peregrinos llevan en sus mochilas. Al finalizar la Eucaristía, el cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos (dicasterio del que dependen las JMJ), pronunciará unas palabras
COMPROMISO DE ORACIÓN

El Seminario de Madrid dará el puntapié inicial a una cadena de oración que comenzará esta noche a partir de las 23:00 hs y que concluirá el día del cierre de la JMJ para encomendar al Señor a todos los que participan de este evento mundial. Se trata de una cadena de oración ininterrumpida de 121 hs.

Estarán muy unidos también todos los monasterios de clausura. Además muchas iglesias permanecerán abiertas todo el día con la oportunidad de adorar al Santísimo Sacramento, todo a cargo de diferentes movimientos eclesiales.

¡La hora ha llegado!
Unámonos a nuestra juventud que, acogiendo la invitación del Señor se ha sumado en Madrid 2011 bajo el lema: “Arraigados y edificados en Cristo. Firmes en la fe”
Adherite a este acontecimiento con tu oración!!!!

viernes, 12 de agosto de 2011

17 millones de jóvenes acudieron a las jornadas mundiales con el Papa

ESPERAN UN MILLÓN Y MEDIO EN MADRID

Buenos Aires, en 1987, fue la primera fuera de Roma y recibió a 1.000.000. El encuentro en Manila, Filipinas, en 1995 es la que tiene el récord de asistencia, con cinco millones de asistentes.




Cerca de 17 millones de jóvenes de todo el mundo han acudido a los encuentros internacionales con el Papa, que se remontan a 1984, año en el que se celebró en la Ciudad del Vaticano el ´Jubileo de la Redención´. En Madrid se espera un millón y medio de asistentes.



De las 25 Jornadas de la historia, una decena se han celebrado en distintos lugares del mundo --Buenos Aires (Argentina), Santiago de Compostela (España), Czestochowa (Polonia), Denver (Estados Unidos), Manila (Filipinas), París (Francia), Roma (Italia), Toronto (Canadá), Colonia (Alemania) y Sidney (Australia)--, y es la de Manila la que alcanza el récord de asistencia, con cinco millones de jóvenes
 
Según los datos recopilados por Europa Press, a la capital filipina le sigue Roma, con 3 millones de asistentes; Colonia, 2,5 millones; Czestochowa (1,6 millones), París (1,2 millones), Buenos Aires (1 millón); Toronto (800.000); Denver (500.000); Santiago de Compostela (400.000); y Sidney (300.000).

La historia de la JMJ se remonta al Domingo de Ramos de 1984, cuando el Papa Juan Pablo II convocó a los jóvenes de todo el mundo a asistir a la Ciudad del Vaticano para celebrar el Año Jubileo de la Redención. A este acto acudieron unos 300.000 jóvenes.

Un año más tarde, y con motivo del Año Internacional de la Juventud, declarado por Naciones Unidas, el ahora beato Juan Pablo II volvió a invitar a los jóvenes al Vaticano y fue en aquel encuentro donde anunció la creación de las jornadas mundiales de la juventud.

En la primera JMJ, Juan Pablo II escribió una carta a todos los jóvenes del mundo en la que les pedía que estuvieran "siempre prestos a testimoniar la esperanza (que estaba en ellos)". A partir de este momento, se instaura la celebración anual de la JMJ, que se realiza en cada diócesis el Domingo de Ramos, aunque la ceremonia principal, que es la que se sigue en todo el mundo, es la Misa que el Papa celebra en la Plaza de San Pedro ese día.
Asimismo, cada dos o tres años, la JMJ se conmemora fuera del Vaticano. Cada encuentro internacional tiene como lema una frase de la Biblia y todos cuentan, además, con un himno. Ambos invitan a los jóvenes a reflexionar sobre el Evangelio y los aspectos que el Papa quiere resaltar en el encuentro.

De esta manera, en 1987 un millón de personas fueron convocadas por el Papa Juan Pablo II en Buenos Aires para "construir una sociedad mejor" y el himno de esta jornada, que se titulaba ´Un nuevo sol´, tenía como objetivo destacar que el amor era el único camino para construir una nueva civilización.

La siguiente Jornada Mundial de la Juventud se celebró dos años más tarde, en 1989, en Santiago de Compostela, donde se juntaron miles de jóvenes peregrinos. Este encuentro internacional fue ampliado con tres días de catequesis antes de la celebración final, que tuvo lugar en el Monte del Gozo. El tema elegido por el Pontífice se basó en la frase de San Juan "Yo soy el camino, la verdad y la vida".

La siguiente parada tuvo lugar en 1991 en la ciudad polaca de Czestochowa, que representó la primera cita de Juan Pablo II con millares de jóvenes en un país de la Europa del Este. Para esta ocasión, eligió la frase de San Pablo a los romanos "habéis recibido un espíritu de hijos". Además, el himno ´Abba padre´ contemplaba la relación de cada persona con Dios, como padre.
A Denver acudió en 1993 medio millón de jóvenes, convocados tras las Montañas Rocosas, bajo la cita de San Juan "Yo vine para dar vida en abundancia". Fue en este encuentro donde Juan Pablo II instauró el ´via crucis´, que es el recorrido de las diferentes momentos vividos por Jesucristo desde que fue aprehendido hasta su sepultura.

La JMJ de 1995 se celebró en Manila, la más multitudinaria de la historia con cinco millones de asistentes. Para esta ocasión, el lema se basó en la cita del Evangelio de San Juan "Tal y como el Padre me envió, yo os envío a vosotros" y el himno se tituló ´Cuéntale al mundo de su amor´.

París fue la capital elegida en 1997 para festejar la doceava Jornada Mundial de la Juventud, bajo la frase, también de San Juan, "Maestro, ¿dónde vives? Ven y verás". Allí, Juan Pablo II dijo al millón de jóvenes reunidos en el Hipódromo de Longchamp: "vuestro camino no se detiene aquí. El tiempo no se para hoy".
Dos años más tarde, en 2000, coincidiendo con el Jubileo, tres millones de jóvenes de todo el mundo acudieron a la llamada del Papa a Roma, que para la ocasión eligió la frase bíblica "El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros". El himno, ´Emmanuel´ es el más conocido de todos los compuestos para la JMJ.

El encuentro en la ciudad canadiense de Toronto en 2002 fue el último en el que participó Juan Pablo II, ya que falleció en abril de 2005, justo antes de celebrarse el de Colonia. "Ustedes son la sal de la Tierra... son la luz para el Mundo" fue la frase de San Mateo para la ocasión. 

La Jornada Mundial de Colonia fue la primera en la que participó el Papa Benedicto XVI y acudieron más de dos millones de jóvenes con la cita de San Mateo "Hemos venido a adorarle", referida al capítulo de la Adoración de los Reyes Magos, cuyas reliquias precisamente están custodiadas en esa ciudad.

La ciudad australiana de Sidney, en 2008, representa el último encuentro internacional anterior al de Madrid y reunió al menor número de participantes de la historia de la JMJ (300.000). El tema sobre el que giró esta cita fue el Espíritu Santo.
Fuente: Europa Press 

lunes, 8 de agosto de 2011

El Cristo de Mena desfilará con La Legión en Madrid en la visita del Papa

El Cristo de Mena desfilará con La Legión en Madrid en la visita del Papa

– A falta sólo de la autorización del obispo de Málaga, monseñor Catalá, la Congregación de Mena participará en los actos que se celebrarán en Madrid con motivo de la visita del Papa, que presidirá la Jornada Mundial de la Juventud en el mes de agosto de 2011. El día 19, festividad local en Málaga, será el vía crucis en el que participarán los más famosos tronos y pasos de Semana Santa, procedentes de diversas capitales españolas. Lo cuenta Pedro Luis Gómez en Sur.


De Málaga participarán el Prendimiento y Mena, noticia que aún no le ha sido confirmada a los responsables de la Congregación, quienes se ofrecieron en su momento a la organización del evento al conocer la decisión de El Cachorro de Sevilla de declinar la invitación que se le hizo en su día.
La noticia ha sido adelantada por la página web Religión Confidencial, quien citaba a su vez a fuentes de la organización. El hermano mayor de Mena, Antonio González, reconoció a este periódico los contactos que se habían mantenido con los organizadores, pero dijo no tener aún la confirmación oficial.
Según las referidas fuentes, el tema está en la Diócesis de Málaga, a la espera de que el obispo otorgue su visto bueno, algo que se da como seguro en círculos eclesiásticos por la importancia del evento en cuestión y el orgullo que para las cofradías malagueñas sería tener una representación de dos de sus sagrados titulares.
La imagen del Cristo de Mena será escoltada en su procesión por la Castellana por caballeros legionarios de España y de Francia, así como por soldados de Estados Unidos y de la OTAN.
El Prendimiento y Mena serán dos de las catorce de toda España que participarán en 2011 en el vía crucis organizado en Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, que será presidido por Benedicto XVI y que espera reunir a más de cuatro millones de jóvenes cristianos de todo el mundo, cifra superior a la de la última edición, que tuvo lugar en Australia.
El director de Comunicación de la JMJ Madrid 2011, Yago de la Cierva, informó en su día a SUR de que se pretende hacer una procesión con 14 tronos representativos de la Semana Santa española, con piezas de gran valor artístico, significativas o de arraigo en la sociedad. Para ello, la organización se ha puesto en contacto con las diócesis propietarias de las imágenes.